Bolsas de plastico

Bolsas de plástico para comercio

Las bolsas de plástico se usan para contener y transportar productos tales como alimentos, hielo, revistas, químicos y hasta basura. Es una forma común de packaging y la mayoría están selladas con calor (aunque en algunos casos pueden estar unidas con cola adhesiva).

Tipos de bolsas de plástico

En el mercado actual podemos encontrar varios tipos de diseños y características en una bolsa de plástico. Así, por ejemplo, algunas bolsas tienen refuerzos para permitir una mayor capacidad del contenido, algunas tienen la estabilidad para mostrarse en estanterías y otras tienen sistemas de apertura abre fácil. También podemos encontrarnos bolsas sin asas o bolsas con asa tipo camiseta.

Además de las bolsas con asas (más fáciles para transportar) también podemos encontrar otras con orificios para colgar, con asa troquelada, con accesorios de cinta o con cierres de seguridad. Algunas bolsas tienen cierre tipo zip, para una apertura fácil y controlada, incluso existen otras que presentan precintos de seguridad para evitar que sean abiertas. Por otro lado, hay otros formatos más peculiares como el “bag-in-box” que, a menudo, se usan para líquidos como vino.

Las bolsas se pueden hacer con una variedad de materiales plásticos, el más común de ellos es el polietileno (LDPE, LLDPE). Y, aunque no lo parezca, las bolsas de plástico generalmente usan menos materiales que las cajas o frascos, por lo que (a menudo) se consideran “envases reducidos”.

Bolsas de compra para tiendas

Por lo general las tiendas de ropa, moda y complementos proporcionan bolsas troqueladas de plástico a sus compradores. Esto se debe a que la bolsa con asa troquelada, estéticamente hablando, presenta un mejor diseño y realiza una labor de publicidad (aunque algunas tiendas cobran una tarifa por bolsa).

Las bolsas de compras reutilizables resistentes se consideran, a menudo, ambientalmente mejores que las bolsas de papel o plásticas de un solo uso. Debido a los problemas medioambientales y de basura, algunos lugares están trabajando para eliminar gradualmente las bolsas de plástico (incluso en algunas regiones se cobra una tasa por este motivo).

 

 

Bolsas para usos médicos

Las bolsas de plástico se usan para muchos propósitos médicos. Las bolsas con una capa de plástico no porosa significa que son útiles para aislar fluidos corporales infecciosos; otras bolsas porosas, hechas con tejidos plásticos, se pueden esterilizar con gas y mantener esa esterilidad.

Las bolsas se pueden fabricar bajo condiciones de fabricación estériles reguladas, lo que hace que puedan ser usadas cuando la infección es un riesgo para la salud. Son livianas y flexibles, por lo que pueden transportarse o colocarse junto a los pacientes sin que éstos se sientan tan incómodos como lo estarían con un envase de vidrio. Las bolsas plásticas y la envoltura plástica también se usan para prevenir la pérdida de agua y la hipotermia en bebés muy prematuros.

Cuestiones ambientales

Las bolsas de plástico no compostables pueden tardar siglos en descomponerse. A principios del siglo XXI, muchas tiendas y compañías comenzaron a usar diferentes tipos de bolsas biodegradables para cumplir con las regulaciones ambientales percibidos.

Las bolsas de plástico que se escapan del proceso de reciclaje o reutilización pueden terminar en arroyos, que luego los llevan a terminar en el océano abierto. La forma que tienen las bolsas al flotar en aguas abiertas puede parecerse a una medusa, lo que representa un peligro significativo para los mamíferos marinos y las tortugas marinas, puesto que pueden ser consumidas por error por estos animales.

Tipos de bolsas de plástico