packaging

Tipos de packaging

Desde packaging.org.es queremos informar, aconsejar y mantener al día al lector de los diferentes modelos de packaging que se utilizan tanto para uso industrial como particular.

En el mercado existen diferentes tipos de packaging. Por ejemplo, un paquete de transporte puede ser el contenedor de envío utilizado para enviar, almacenar y manejar paquetes internos (más pequeños) que, a su vez, van paletizados. Incluso podríamos considerar los paquetes que van dirigidos a los consumidores particulares y hogares.

Actualmente, el embalaje personalizado es un uso evolutivo debido a los materiales modernos. Con esto queremos decir que existen nuevas técnicas, como la termoformación y la conformación al vacío, que permiten aumentar la capacidad (como bandejas grandes) u otras necesidades especiales (como formas para líquidos). El termoformado es un método que usa el vacío, calor y presión para formar el material deseado en una forma determinada por un molde.

El packaging se puede describir en relación con el tipo de producto que se empaqueta; sírvase de ejemplo: empaquetado de dispositivos médicos, empaquetado de productos químicos, empaquetado de fármacos o medicamentos, empaquetado de alimentos al por menor o empaques de material militar.

También se puede categorizar el packaging por el tipo de capa: “primario”, “secundario” o “terciario”:

  • primario” es el primer material que envuelve al producto y lo sostiene. Esta suele ser la unidad de distribución o uso más pequeña y es el paquete que está en contacto directo con los materiales.
  • secundario” está fuera del empaque primario y suele utilizarse para agrupar paquetes primarios.
  • terciarios” o de tránsito, que se usan para el manejo a granel, almacenamiento en almacenes o para el envío por transporte. La forma más común es una unidad de carga paletizada que, a su vez, se empaqueta firmemente en contenedores.

Estas categorías tan amplias pueden ser algo arbitrarias. Por ejemplo, dependiendo del uso, una envoltura retráctil puede ser un embalaje primario cuando se aplica directamente al producto, un envase secundario cuando se utiliza para combinar paquetes más pequeños o un embalaje terciario cuando se utiliza para paletizar.

Food packaging solutions

Es fundamental mantener la seguridad alimentaria durante el procesamiento, el envasado, el almacenamiento, la logística, la venta y el uso final. Existen regulaciones aplicables obligatorias, algunas son específicas de cada país  (como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU.) otras son regionales (como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y, a veces, también se utilizan los programas de certificación tales como la Iniciativa Global de Seguridad Alimentaria.

Entre las consideraciones sobre el envasado de alimentos se pueden incluir: uso de análisis de peligros y puntos críticos de control, protocolos de verificación y validación, buenas prácticas de fabricación, uso de un sistema de gestión de calidad, sistemas de seguimiento y requisitos para el contenido del etiquetado. Téngase en cuenta que es obligatorio usar materiales especiales de contacto con alimentos cuando el paquete está en contacto directo con el producto alimenticio. Además, dependiendo de la operación de envasado y de los alimentos, la maquinaria de envasado a menudo necesita procedimientos específicos de lavado y limpieza diarios.

Los riesgos para la salud de los materiales y productos químicos utilizados en el envasado de alimentos deben controlarse cuidadosamente. Los productos químicos tóxicos, cancerígenos, mutágenos, etc, deben eliminarse del contacto con los alimentos y la posible migración a los alimentos.

Creative packaging design

Los embalajes para cada tipo de producto vienen en todas las formas, tamaños, materiales y colores inimaginables. Es la primera impresión que obtenemos sobre un producto, pero también representa a toda la marca. Un producto puede ser fantástico, con un logotipo increíble, pero un embalaje creativo, impresionante, moderno y de marca es lo que realmente capta la atención. De hecho, como se ve en un estante o cómo se siente en nuestras manos puede ser el factor principal que genere nuestra decisión de compra.

A diferencia de otro tipo de diseños, el diseño del empaquetado del producto da como resultado algo tangible. Es más personal: lo sostenemos, lo compartimos y lo llevamos. De hecho, el embalaje se ha vuelto tan personal que hay grandes bases de fans que adoran los envases.

Pero quizás lo más importante es que el diseño de empaques es algo con lo que tenemos que vivir todos los días. Un producto puede pasar solo unos días en el estante de la tienda, pero pasará semanas y, a veces, meses en los estantes de su casa. Los grandes empaques deben durar y ser una obra de arte que la gente se enorgullezca de tener. Es más, las limitaciones de algunos embalajes pueden usarse para convertirlos en un diseño impresionante.

Retail packaging innovations

El diseño y desarrollo de paquetes a menudo se consideran una parte integral del proceso de desarrollo de nuevos productos. Alternativamente, el desarrollo de un paquete (o componente) puede ser un proceso separado, pero debe estar estrechamente relacionado con el producto que se va a empaquetar. El diseño del paquete comienza con la identificación de todos los requisitos: diseño estructural, comercialización, vida útil, garantía de calidad, logística, legal, reglamentario, diseño gráfico, uso final, ambiental, etc. Los criterios de diseño, rendimiento, los objetivos de tiempo de finalización, los recursos y las limitaciones de costos deben establecerse y acordarse. Los procesos de diseño de paquetes a menudo emplean prototipos rápidos, diseño asistido por computadora, fabricación asistida por computadora y automatización de documentos.

El embalaje de transporte debe coincidir con su sistema logístico. Los paquetes diseñados para envíos controlados de cargas de paleta uniformes pueden no ser adecuados para envíos mixtos con transportadores expresos.
Un ejemplo de cómo el diseño de paquetes se ve afectado por otros factores es su relación con la logística. Cuando el sistema de distribución incluye envíos individuales por parte de un pequeño transportista de paquetes, la clasificación, el manejo y el apilamiento mixto exigen mucho de la resistencia y la capacidad protectora del paquete de transporte. Si el sistema logístico consiste en cargas unitarias paletizadas uniformes, el diseño estructural del paquete puede diseñarse para satisfacer esas necesidades específicas, como el apilamiento vertical para un marco de tiempo más largo. Un paquete diseñado para un modo de envío puede no ser adecuado para otro.

Con algunos tipos de productos, el proceso de diseño implica requisitos reglamentarios detallados para el embalaje. Por ejemplo, cualquier componente del paquete que pueda entrar en contacto con alimentos se denomina material de contacto con alimentos. Los toxicólogos y científicos de alimentos deben verificar que dichos materiales de empaquetado estén permitidos por las regulaciones aplicables. Los ingenieros de empaquetado deben verificar que el paquete completo mantenga el producto seguro para su vida útil prevista con el uso normal. Los procesos de envasado, etiquetado, distribución y venta deben validarse para garantizar que cumplen con las reglamentaciones que tienen en cuenta el bienestar del consumidor.

Algunas veces los objetivos del desarrollo del paquete parecen contradictorios. Por ejemplo, las reglamentaciones para un medicamento de venta libre pueden requerir que el paquete sea invulnerable y resistente a los niños: Estos intencionalmente dificultan la apertura del paquete. Un sistema de gestión de calidad eficaz y protocolos de verificación y validación son obligatorios para algunos tipos de envases recomendados para todos.

Objetivos y propósitos

El envasado y el etiquetado de los envases tienen varios objetivos, entre los que podemos destacar:

  • Protección física: los objetos encerrados en los paquetes pueden requerir protección, entre otras cosas, sobre choques mecánicos, vibración, descarga electrostática, compresión o cambios de temperatura.
  • Protección de barrera: a menudo se requiere una barrera para el oxígeno, el vapor de agua o el polvo. Algunos paquetes, por ejemplo, contienen desecantes o absorbentes de oxígeno para ayudar a prolongar la vida útil del mismo. Mantener el contenido limpio, fresco, estéril y seguro para la duración de la vida útil prevista del producto es una función principal.
  • Contención o aglomeración: los objetos pequeños se agrupan generalmente en un solo paquete por razones de almacenamiento y eficacia de venta. Por ejemplo, una sola caja de 1000 lápices requiere menos manejo físico que 1000 lápices individuales. Productos como los líquidos, polvos o materiales a granel necesitan envases de contención.
  • Transmisión de información: los paquetes y las etiquetas comunican cómo usar, transportar, reciclar o eliminar el paquete o producto. Con productos farmacéuticos, alimentos, y productos químicos, la legislación gubernamental exige algunos tipos de información específica. La mayoría de los artículos incluyen sus números de serie y lote en el empaque y, en el caso de los productos alimenticios, medicamentos y algunos productos químicos, el empaque a menudo contiene una fecha de caducidad. Los paquetes pueden indicar su material de construcción con un símbolo.
  • Marketing: los profesionales del marketing pueden utilizar los envases y las etiquetas para alentar a los posibles compradores a comprar un producto. Las comunicaciones de marketing y el diseño gráfico se aplican a la superficie del paquete y, a menudo, al punto de venta. La mayoría de los empaques están diseñados para reflejar el mensaje y la identidad de la marca.
  • Seguridad: el empaquetado puede jugar un papel importante en la reducción de los riesgos de seguridad del envío. Los paquetes se pueden fabricar con una mejor resistencia a la manipulación para evitar la manipulación y también pueden tener características de evidencia de manipulación que indican que se ha producido una manipulación indebida. Estos se pueden diseñar para ayudar a reducir los riesgos de robos de paquetes o el robo y la reventa de productos: algunas construcciones de paquetes son más resistentes al hurto que otros tipos, y algunas tienen sellos indicadores de hurto. Además se pueden incluir sellos de autenticación y usar la impresión de seguridad para ayudar a indicar que el paquete y el contenido no son falsificados. También pueden incluir dispositivos antirrobo tales como paquetes de tinte, etiquetas RFID o etiquetas de vigilancia electrónica de artículos, que pueden ser activados o detectados por dispositivos en los puntos de salida y que requieren herramientas especializadas para su desactivación. Usar el empaque de esta manera es un medio de prevención de pérdida minorista.
  • Comodidad: los paquetes pueden tener características que agregan comodidad en la distribución, manejo, apilado, exhibición, venta, apertura, reenganche, uso, dispensación, reutilización, reciclaje y facilidad de ser eliminados.

Legislación

El packaging, además de para proteger el producto o para transmitir la imagen de marca de una determinada firma, también debe servir para dar información al consumidor final. Una información que es especialmente importante en los productos alimenticios, y que cada vez es más demandada por los consumidores. Actulamente mirar las etiquetas y comprobar ciertos datos es parte de la rutina del consumidor, que desea saber si el producto respeta el medio ambiente, es ecológico o si es un alimento con gluten (entre otros motivos).

Por eso es importante que el packaging incluya toda la información demandada por los consumidores. Precisamente, para garantizar esa demanda de información y garantizar la transparencia, en España existe una Ley sobre el Etiquetado de Alimentos, que entró en vigor en diciembre del 2014, y en la que se incluyeron una serie de modificaciones sobre la ley vigente hasta ese momento. Mediante este ley, las autoridades españoles pretendieron unificar todas las normativas que existían sobre estas materias, a la par que regular con detalle el etiquetado de los alimentos.

Entre la información a recoger en las etiquetas de los alimentos, destacan aspectos como los ingredientes y su composición, la información nutricional, el origen del producto, los efectos sobre la salud, alérgenos o almacenamiento.  Todo ello en una letra clara y legible.  Información que todo consumidor debe tener en su mano para decidir con criterio qué producto o marca quiere meter al carro de la compra.

Símbolos y etiquetado

Muchos tipos de símbolos para el etiquetado de paquetes están estandarizados a nivel nacional e internacional. Para el embalaje de consumo, por ejemplo, existen símbolos para certificaciones de producto. Existen algunos requisitos y símbolos para comunicar aspectos de derechos y seguridad del consumidor; por ejemplo, el marcado CE o, en los envases alimentarios, pueden mostrarse símbolos de materiales aptos para el contacto con alimentos.

Los códigos de barras, los códigos universales de productos y las etiquetas RFID son comunes para permitir la gestión automatizada de la información en logística y venta al por menor. Además, también es frecuente utilizar el etiquetado del país de origen.

Consideraciones Medioambientales 

El desarrollo de paquetes implica consideraciones de sostenibilidad, responsabilidad ambiental y regulaciones ambientales y de reciclaje aplicables. Estos requerimientos pueden implicar una evaluación del ciclo de vida que considera las entradas y salidas de materiales y energía que consume el paquete, el producto empaquetado, el proceso de envasado, el sistema logístico o la gestión de residuos.

Las “tres R” tradicionales de reducir, reutilizar y reciclar forman parte de una jerarquía de residuos que se puede considerar en el desarrollo de productos y paquetes. Debemos tener en cuenta varios factores medioambientales:

  • Prevención: la prevención de desechos es un objetivo principal. El empaquetado debe usarse solo donde sea necesario ya que juega un papel importante en la prevención de pérdida o daño del producto envasado (contenido). Por lo general, el contenido de energía y el uso de material del producto que se empaqueta son mucho mayores que los del propio paquete.
  • Minimización: La masa y el volumen del empaque pueden medirse y usarse como criterios para minimizar el paquete en el proceso de diseño. Por lo general, el empaquetado “reducido” también ayuda a minimizar los costos (sirve para no crear un espacio abandonado tipo “the wreck room”.
  • Reutilización: se recomienda el uso de envases reutilizables. Los envases retornables han sido útiles durante mucho tiempo (y económicamente viables) para sistemas logísticos de circuito cerrado. Incluso algunos fabricantes reutilizan el embalaje de las piezas entrantes para un producto, ya sea como embalaje para el producto saliente o como parte del producto en sí.
  • Reciclaje: Esto es el reprocesamiento de materiales (pre y post-consumo) en nuevos productos. El énfasis se centra en el reciclaje de los principales componentes de un paquete: acero, aluminio, papeles, plásticos, etc. Se pueden elegir componentes pequeños que no sean difíciles de separar y no contaminen las operaciones de reciclaje.

El desarrollo de packagings sostenibles es un área de considerable interés para las organizaciones, gobiernos, consumidores, mayoristas y minoristas, teniendo cada vez más fuerza a la hora de tomar nuestra decisión de compra o para poder acceder a nuevos mercados.

packaging